sitios amigos
convenciones
ofertas

El pueblo de Capoliveri, encaramado en una colina en la parte norte del Monte Calamita, se destaca por un panorama único con vista a 360° sobre toda la isla Elba: por un lado desde el Golfo Stella hasta el Monte Capanne y por el otro lado desde Porto Azzurro hasta la costa de la región Toscana.

Capoliveri es uno de los lugares históricos más interesante de la isla. Nació, por su ubicación privilegiada, como fortaleza de altura en la época etrusco-romana y, desde aquella época, se reconoció su importancia estratégica, y también económica por sus minas de hierro y por el cultivo de la vid, cultivadas en terrazas que se extendían hasta el mar.

Los habitantes de Capoliveri eran en el pasado familias de mineros, que se dedicaban a la extracción de los minerales de hierro en las minas de Calamita y del Ginevro: y conservan hasta el día de hoy un temperamento orgulloso y fuerte transmitido de generación en generación, tanto es así que se relata como los habitantes del pueblo se opusieron a las ideas de Napoleón y solo la pasión de Bonaparte para una chica de Capoliveri, "la Vantina", lo disuadió de sus planes belicosos. En época latina, Capoliveri estaba conocida por el nombre de Caput Liberum, nombre que viene del culto del dios Libaro o Bacco y que recuerda en la antigüedad la producción de buenos vinos y la intensa actividad agrícola. Al sur del pueblo, las caletas de Morcone, Pareti e Innamorata eran, hasta poco tiempo atrás, pequeños centros de agricultores y pescadores.

Hoy, después de la sucesión de muchos conquistadores, alrededor de Capoliveri, quedan las pruebas de los siglos pasados: la “Pieve de San Michele”, el “Santuario de la Madonna delle Grazie”, el de la “Madonna de la Neve” e “Forte Focardo”.

Pero es el centro de Capoliveri, que con el tiempo ha conservado su aspecto medioeval, el verdadero corazón del pueblo. Plaza Matteotti, la plaza más panorámica de la isla Elba, hospeda durante la temporada del verano, eventos y conciertos musicales, mientras la vía Roma acoge el turista con sus tiendas típicas y los puestos nocturnos. Entre los rumores, callejones, arcos y pequeñas escaleras ofrecen vistas emocionantes sobre el paisaje de la isla y sus costas irregulares con pequeños arroyos.

En estas últimas décadas, Capoliveri fue revolucionada por el turismo que, descubriendo la variedad y la belleza de su única costa, ha llevado a la comunidad a proveer todos los servicios necesarios. Ahora su objetivo es sobre todo la preservación de la flora y fauna. El municipio se encuentra en gran parte dentro del “Parco Naturale dell’Arcipelago Toscano” que llama la atención, por sus características naturales, a los amantes de buceo, trekking, mountain-bike y paseo a caballo.